10 mitos sobre la educación a distancia

Informes Especiales LR - 13 Formación continua 2.0
Por Antonela Minniti, revista e-learning review

A la hora de considerar el e-Learning para la realización de un curso muchas personas desechan esta modalidad como opción y elijen la presencial. A continuación LEARNING REVIEW presenta un listado de los 10 mitos más comunes, y sus desmitificaciones.

1) Los cursos on-line no son de calidad
Este es el argumento más común que expresan las personas a la hora de rechazar capacitarse online, pero no puede estar más alejado de la realidad. Si bien es cierto que en la red se pueden encontrar una multiplicidad de ofertas que no cumplen con los parámetros de calidad esperados, también es real que se pueden hallar una gran cantidad de opciones que superarán las expectativas de los interesados.

Es importante tener en cuenta que las ofertas dentro de la red son tan amplias que, al igual que en el modo presencial, resulta difícil medir la calidad de las mismas; pero hay ciertos indicativos que pueden servir de guía a la hora de elegir un curso, tales como: el prestigio del establecimiento, la titulación que se ofrece, qué instituciones lo certifican y el programa de la carrera.

 2) La certificación no tiene el mismo valor que el de una carrera presencial
Los cursos y carreras online suelen estar certificados y es importante comprobar que así lo sea. Esta certificación puede estar avalada por universidades, instituciones educativas o ministerios y organismos de educación. Por esta razón, la titulación tendrá el mismo valor que la de una carrera de modalidad presencial.

3) Las instituciones y empresas no contratan profesionales que se forma online
El argumento resulta falso; la educación es sólo uno de los requisitos que observan los empleadores, pero no es el único.

Hoy en día las empresas e instituciones manifiestan serio interés en el e-learning y el uso de las TICs en la formación de sus empleados brindándoles a los mismos la oportunidad de capacitarse mediante cursos online, y/o utilizando esta modalidad dentro de sus planes de formación, o universidades corporativas para formar y capacitar a los trabajadores.

Cursar una carrera mediante esta modalidad requiere independencia, responsabilidad y constancia, tres cuestiones que son valoradas por cualquier empleador.

4) Se pierde calidad al no tener un profesor que de una clase magistral
Los cursos online se encuentran diseñados de manera tal que el alumno adquiera un aprendizaje significativo. Los conocimientos se incorporan mediante la lectura y la práctica; el alumno tiene permanente participación en su formación. Aprender no es recibir contenidos sino incorporarlos y el e-learning ofrece la posibilidad de volver una y otra vez sobre el contenido hasta que se logra internalizar.

Además, al estudiar utilizando esta modalidad se logra una interacción mayor con los docentes y los compañeros a través de blogs, wikis, mapas conceptuales, etc. que favorecen el aprendizaje.

Si bien en general no se cuenta con profesores que brinden clases magistrales tradicionales, sí hay lecciones que se imparten mediante videoconferencias y tutores a los que se puede consultar de manera constante para despejar dudas y aclarar contenidos.

5) Se puede cometer fraude a la hora de dar los exámenes, nadie comprueba quién hace el curso
Este es un asunto delicado, si bien es posible cometer fraude mediante la modalidad e-Learning, también es posible hacerlo en una cursada tradicional. En estas cuestiones predomina la responsabilidad y la madurez de quien toma el curso.

Las evaluaciones online exigen razonamiento, ingenio y creatividad por parte del alumno; en general, no se dan exámenes de pregunta/respuesta ni multiple choice sino que se evalúa mediante ensayos, investigaciones y otros ejercicios que requieren aplicación de lo aprendido.

También hay instituciones que dictan las clases utilizando el e-Learning pero exigen a sus alumnos presentarse a dar los exámenes en forma presencial.

6) Los tutores de los cursos a distancia no son tan buenos como los profesores en la universidad
Los tutores de los cursos a distancia son profesores universitarios y/o profesionales capacitados para cumplir dicha función. Los tutores están disponibles para el alumno durante mucho más tiempo que en una carrera presencial y se puede mantener un contacto diario con los mismos a través de e-mails, foros, chat o videoconferencias logrando una relación más dinámica.

Los tutores instruyen al alumno en cuestiones académicas y además tienen conocimiento sobre las herramientas informáticas utilizadas en la cursada, por lo cual pueden colaborar si se presentan problemas en este ámbito.

7) Conseguir un título mediante e-Learning es más sencillo
Se tiende a pensar que estudiar mediante e-Learning es más sencillo; que se requiere pagar una cuota y con poco esfuerzo se obtendrá el título, pero esto no es cierto. Llevar adelante una carrera a través de modalidad online demanda constancia y autocontrol, entre otras habilidades y capacidades como compromiso, motivación y autonomía. Los contenidos son tan rigurosos como los de una cursada presencial y requieren dedicación.

8) Se necesitan muchos conocimientos de tecnología para estudiar online
Este mito es sólo eso. Si bien los campus virtuales y las diferentes plataformas de e-Learning utilizadas por las instituciones requieren de conocimientos informáticos, están producidas para que personas sin nociones en el campo pueda aprender a utilizarlas. Se suele brindar al alumno un instructivo que señala cómo operar las herramientas, y en caso de no comprender su funcionamiento es posible consultar al tutor o mesa de ayuda.

9) Para hacer un curso online hay que estar conectado a Internet todo el día
Nos encontramos ante una afirmación falsa. No es necesario estar todo el día conectado mientras se lleva a cabo un curso de formación online, de hecho, una de las ventajas de esta modalidad es que el alumno puede disponer de su propio tiempo.
Tampoco es necesario contar con conexión de banda ancha; se puede acceder a los contenidos desde un bar, una biblioteca o cualquier lugar que ofrezca servicio de Internet. En los folletos informativos y portales de Internet de cada curso se suele especificar la cantidad de horas aproximadas que se debe permanecer conectado por día o por semana; esto dependerá de la asignatura que se aborde.

10) Al realizar un curso on-line se pierde la riqueza del contacto con los colegas, el intercambio de ideas y los debates En la actualidad los cursos on-line ofrecen diferentes ámbitos en los cuales los alumnos pueden socializar entre sí. Las clases virtuales sincrónicas, los foros, los chats y los e-mails son herramientas que se utilizan para intercambiar información y estar en contacto. Algunos cursos demandan la realización de trabajos colaborativos, lo que favorece la interacción entre los alumnos. Los ejercicios de toma de rol son otra forma de facilitar la comunicación fomentando el liderazgo y el conocimiento de quienes participan en ellos.

En muchos casos los alumnos se comunican más al capacitarse online que al hacerlo en forma presencial, ya que la modalidad los obliga a estar en permanente contacto con los otros.
Entradas recientes